El cocodrilo

Frank y un domador de cocodrilos nos explican algunas de las característcas principales de estos enormes reptiles. Podemos llegar a ver como el domador mete la mano dentro de la garganta del cocodrilo. Estos son bastante menos agresivos que en estado salvaje debido a su entrenamiento diario y su apetito, ya que comen todos los días. Por último vemos que hay que hacer en caso de que un cocodrilo nos ataque (esperamos que nunca nos suceda): Siempre girar junto al cocodrilo.